Información General
Catedra Low Maus

INDUSTRIA QUÍMICA – FARMACOLÓGICA Y BIOÉTICA

La industria química en general y la farmacéutica, en específico, no están exentas de encontrarse inmersas en dilemas éticos dentro del curso normal de sus actividades. Algunos aseguran que la industria farmacéutica es la más rentable del mundo mientras pretende generar productos que mejoren y prolonguen la vida humana. Su razón de ser, podría decirse que, es primariamente social, mas, al estar en manos de privados o empresarios inescrupulosos, en la búsqueda de utilidades y rentabilidad, hay detrimento de esta dimensión social; es decir, muchas veces puede preferirse la investigación para la solución de problemas que generen rendimientos económicos que en la búsqueda de la solución a problemáticas con mayor pertinencia social.

En tal sentido la industria química en general, en procura de ganancias para sus inversores, en parte, ha dirigido algunos de sus desarrollos a la generación de conocimiento con potencial de uso bélico, como armas químicas. A su vez, se ha aprovechado de la falta de control estatal sobre sus procesos para desarrollar su actividad de forma irresponsable y sin tener en cuenta el impacto ambiental y la disminución de este.

El fin de la industria no es otro que la transformación del conocimiento en mejoras para en la calidad de vida humana, sin embargo esto es discutible, dado que una mirada a las dinámicas reales lleva a la conclusión de que los móviles detrás de todos estos desarrollos no son el bienestar general sino el particular.

Si existen normas relativas a regular los excesos de la industria sobre el ambiente y en la vida misma de los seres humanos, es necesario que los ciudadanos seamos veedores en el cumplimiento de estas, así como en la fabricación de propuestas tendientes a velar por el bienestar general de los seres humanos y de las demás formas de vida, pues una ciudadanía activa e informada puede hacerle contrapeso a los excesos de quienes tienen el control sobre los productos que se fabrican y las necesidades que satisfacen.

Además de los expuesto anteriormente, esta sesión busca sembrar la siguiente duda en el auditorio: ¿La generación de conocimiento, bienes y servicios justifica cualquier exceso o potencial de riesgo sobre todas las formas de vida?

La ponente central para esta sesión es la doctora Sandra Milena Convers Páez, Médica Cirujana de la Universidad Industrial de Santander, con Diplomado en Epidemiología Clínica de la UIS y cursos en Patogénesis Microbiana, Toma de decisiones difíciles en UCI, Iniciación en Coordinación de Trasplantes y Cursos en Trauma. Así mismo participó en el Programa de Donación de Órganos Para Trasplante del Hospital Clínico y Provincial de Barcelona. Es docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Industrial de Santander y sus líneas de investigación han sido en: Enfermedades infecciosas, Epidemiología Clínica, Marcadores clínicos y bioquímicos pronósticos en Dengue, Inmunización contra Hepatitis B, Virus de Inmunodeficiencia Humana, Epidemiología Clínica, Enfermedades Infecciosas,   Análisis Económicos de Tecnologías en Salud y Gestión del conocimiento, tecnología e innovación.

Esta sesión se llevará a cabo el próximo 9 de noviembre en el Auditorio Ágora a partir de las 3:00 p.m.